Consejos para rodar de noche en verano

Estamos en pleno verano, y eso hace que las horas idóneas para salir a rodar se reduzcan a las primeras horas del día o las últimas horas de la tarde. Pero… ¿habéis probado a rodar de noche?

Montar en bicicleta de noche es una sensación agradable y extraña que todos deberíamos probar al menos una vez. La sensación de ver solo lo que iluminan las luces de tu bicicleta es algo diferente que llega a enganchar. 

Pero sabemos que esto conlleva riesgos diferentes a los que estamos acostumbrados, por ello hoy vamos a hablar de qué debemos tener en cuenta para no encontrarnos con imprevistos si salimos con la bici de noche.

 

Pinterest: @fasterwear

 

Hazte visible

El mayor inconveniente como habrás deducido, es la escasa visibilidad que nos ofrece la noche. Por ello es fundamental llevar tanto luces como elementos reflectantes, para disponer de buena visibilidad y ofrecer buena visibilidad sobre nosotros a los usuarios que circulan por la vía pública.

Las luces que utilicemos deben ser de gran potencia y duración, es importante usar tanto luz delantera como trasera, y combinarlas con elementos reflectantes. Estos elementos puedes incorporarlos en tu equipación o en la de tu bici, y hay innumerables opciones para que elijas las que más se adapten a ti. Puedes añadir luces incluso en el casco, aunque esto aumentará el peso que soportes en la cabeza y puedes llegar a notarlo ligeramente en el cuello, pero como ventaja, ilumina directamente la zona a la que dirijas tu mirada, lo que resulta en mayor comodidad y seguridad.

Concretando un poco, la luz trasera debe ser potente y de color rojo. En cambio, la luz delantera debe ser de color blanco y alumbrar mínimo 220 metros. Te resultará útil para tener un buen campo de visión frontal y para alertar a los coches o personas que te encuentres de frente.

Además, debemos tener cuidado y asegurarnos de que no llevamos ningún elemento que esté tapando las luces, sobre todo deberás revisar la trasera, ya que es más fácil que no nos demos cuenta si esto sucede.

 

 

 

Batería

Si montas una E-BIKE, nunca está de más recordar que debes revisar la carga de la batería para que no arruine tu salida. También es una buena opción llevar una batería extra que te ayude en caso de que surja algún imprevisto.

 

 

Buena equipación

La equipación que necesitarás es la misma que utilices de día, pero es recomendable que añadas alguna capa, como una camiseta térmica o un chaleco. Debes tener en cuenta que las temperaturas por la noche bajan muy rápido según el lugar en el que te encuentres. 

Además, es importante que tu ropa lleve algún detalle reflectante para aumentar tu visibilidad.

 

 

Pinterest: @fjkxnkg

 

Planifica las rutas

La planificación de las rutas al rodar de noche es muy importante para conocer el trayecto y tiempo total que estaremos rodando. De igual manera que en las rutas de día, deberás tener en cuenta la hidratación y comida para disfrutar de la ruta completa. 

En el caso de que vayas a rodar en lugares muy fríos, un truco extra que te recomendamos para incrementar tu temperatura corporal es llevar bebidas calientes como tés o cafés en un bidón térmico, para que se mantenga la temperatura del líquido el mayor tiempo posible.

 

 

Siempre alerta

Montar en bici siempre conlleva un riesgo, por ello es importante estar alerta y concentrado. Pero el riesgo aumenta al rodar de noche, por ello es fundamental que te mantengas siempre atento a cualquier cosa que pueda surgir a tu alrededor. En cuanto al peligro de cruzarte con animales, una buena opción es llevar un timbre para avisar de dónde te encuentras y que así estén prevenidos. 

Por último, y para aumentar tu seguridad si sales solo, una buena idea es compartir tu ubicación en tiempo real con alguien de confianza, así en caso de que te suceda un imprevisto, sabrá exactamente dónde te encuentras.

 

 

Hoy en día, pedalear de noche es una modalidad más del ciclismo. Una modalidad peligrosa y que necesita mayor precaución por parte del ciclista, pero tomando las medidas que hemos comentado, puedes rodar de manera segura y disfrutando las buenas temperaturas nocturnas del verano.

Sin duda, es una experiencia muy diferente a la que estamos acostumbrados, e incluso las rutas que mejor conocemos llegan a parecernos nuevas, ¿te animas a probarlo?

TAGS