Ventajas e inconvenientes de las bicis plegables

Antes de decidirnos a comprar una bicicleta plegable es conveniente informarnos para ver si este tipo de bicis se adecúan a nuestras necesidades, así que a continuación vamos a contrastar las ventajas y desventajas de las bicicletas plegables.

Entre las principales desventajas de las bicicletas plegables aparece el hecho de que son 100% urbanas. Las bicis plegables no se han diseñado para uso deportivo, ni siquiera en asfalto. Y el precio, puede ser otra de las desventajas de las bicicletas plegables.

A pesar de su aparente fragilidad, una bici plegable normal puede adaptarse a la "dura" vida de las ciudades, aunque habrá obstáculos que se salvarían mucho mejor sobre otro tipo de bicis, como las mountain bikes sin ir más lejos o en un terreno mucho más especializado las bicis bmx. Además, hay que tener presente que no todas las bicis se pliegan y se despliegan con la misma facilidad y que su peso en algunas ocasiones puede ser un inconveniente que quizás no habíamos tenido en cuenta inicialmente. 

La gran competencia existente en las ciudades con otros tipos de bicis urbanitas también puede ser un elemento que se acabe sumando a la lista de desventajas de las bicicletas plegables. Por un lado, por usabilidad, porque si sólo podemos hacer frente a un desembolso poco tienen que decir ante las bicis de montaña; por otro lado, por comodidad, porque según el uso que les demos están en desventaja ante todo sobre bicicletas de paseo; y finalmente porque si atendemos a las modas que vienen y van, las últimas que les han ganado una parte de la calle han sido las bicicletas fixie y las bmx.

¿Estabas a punto de comprarte una plegable y te has desanimado ante el panorama que hemos dibujado? No desesperes y acaba de leer todo el texto, porque en este análisis de las ventajas y desventajas de las bicicletas plegables ahora llega el turno de las ventajas, que son muchas y muy significativas con respecto a otros tipos de bicis. 

Entre las ventajas, la primera que cabe reseñar es el poco espacio que ocupan plegadas. Esto la convierte sin discusión en la mejor amiga del oficinista y de muchos otros profesionales, que pueden albergarla en su lugar de trabajo. De vuelta a casa, se pueden incluso guardar en un armario, mientras que otras bicis no pueden pasar sin incomodarnos más que en el recibidor o en el balcón, en el caso de disponer de alguno de estos espacios. Y, aunque suene a broma, el hecho de poder subirla y bajarla en el ascensor sin miedo a que lo ensucie o cause algún desperfecto en la escalera de nuestro edificio, puede ahorrarnos infinidad de discusiones y malas miradas de nuestros vecinos. Quien los haya sufrido en alguna ocasión sabrá valorar debidamente este punto.

Poder aparcarlas bajo cubierto y muy cerquita nuestro no tiene precio, ya que las aleja por completo de la acción de los cacos y las protege de las inclemencias del tiempo.

La movilidad y el transporte son otros puntos favorables de las bicicletas plegables. Algunas personas que viven a decenas de quilómetros de distancia de su lugar de trabajo se ven beneficiadas al elegir una bicicleta de ciudad plegable para colaborar en el desplazamiento, ya que por su reducido espacio pueden subirse sin problemas a otros medios de transporte como bus, metro o ferrocarril. Si se usan estos medios para realizar el recorrido más largo, las bicis plegables se convierten en perfectas aliadas para realizar el tramo desde la parada o la estación hasta nuestro lugar de destino.

Además, es mucho más sencilla de transportar en un coche que otro tipo de bicis. En muchos vehículos no habrá problemas para alojarla en el maletero, y nos ahorraremos un buen puñado de euros en accesorios extra, como el portabicis trasero o el duplicado de la matrícula.

Si antes colocábamos el precio entre las desventajas, ahora colocamos este elemento en el saco de las ventajas en este análisis de las principales ventajas y desventajas de las bicicletas plegables, ya que con el paso de los años y el desarrollo de la industria "bicicletera" se han llegado a poner en el mercado muchos modelos de bicicletas plegables baratas. Es el caso de Momabikes, se pueden comprar bicicletas plegables baratas fiables como el modelo First Class 2.

Finalmente, una ventaja cualitativa más es que además de la bici plegable normal, también podemos encontrar en el mercado bicicletas plegables eléctricas. Allá donde no llegue nuestro pedaleo llegará el motor con el que van equipadas. En Momabikes también hay bicicletas plegables baratas con asistencia al pedaleo.

Esta exposición de ventajas y desventajas que acabamos de reseñar quizás no sirva para convertirnos en expertos que lo saben todo sobre bicicletas plegables. Pero seguramente nos ayudará a decidirnos si la próxima bicicleta que entra en casa es una bici plegable normal (o eléctrica) o no. 

TAGS